GERENTE DE SUPERMERCADO MODERNO Y RENTABLE

Principales funciones de Supermercado Gerente, Líder y Jefe.


En una industria cada vez más competitiva, el gerente del supermercado tiene la responsabilidad de obtener un buen resultado financiero para la Compañía y al mismo tiempo brindar el mejor servicio al cliente, que es la parte más importante del supermercado, a través de los siguientes procedimientos:


- Formar un buen equipo de personal, eligiendo a la persona adecuada para el lugar adecuado, a través de Reclutamiento, Selección y Capacitación.

- Planificar las actividades del día a día mediante la selección de objetivos, pautas y procedimientos.

- Organizar el trabajo para todos, delegando autoridad a los jefes para el mejor desempeño de las funciones de cada departamento.

- Coordinar la ejecución de todas las actividades a través de la supervisión, y reuniones con todos los empleados, especialmente aquellos frente a cajeros, carniceros, panaderos, jamones, horticultura y almacenaje, es la forma más eficiente de lograr buenos resultados, escuchándolos. Así, el equipo seguirá motivado, unido e integrado.

- Controlar los hechos, con el fin de confirmar los planes trazados, incluida la búsqueda de los “ahorros” dentro de la Compañía, evitar el desperdicio y crear conciencia en el cuidado de las máquinas, equipos y manipulación de los productos.

- El gerente debe tener autoridad y responsabilidad por su inteligencia, experiencia y valor moral.

- Tener disciplina y respeto mutuo por todo el equipo.

- Unidad de mando: los empleados deben recibir órdenes únicamente del director.

- Unidad de Gestión: Cada departamento debe tener un solo jefe con un solo plan de trabajo.

- Salario del personal: El salario que se pague debe ser justo y brindar la máxima satisfacción a los empleados.


Concepto

Supermercado es un gran establecimiento comercial, bien ubicado y con buenas instalaciones, donde un gran número de consumidores básicamente comprarán alimentos de calidad y podrán convertirse en clientes fieles a medida que se satisfagan sus deseos, ya que básicamente encuentran lo siguiente:


Buena atencion

El buen servicio marca la diferencia y es lo primero. Los colaboradores deben estar capacitados para brindar el mejor servicio, básicamente siguiendo lo siguiente: Saludar con una sonrisa, brindar máxima atención, celeridad, ser amable, mostrar satisfacción, estar tranquilo y con paciencia y conocer los productos de el supermercado


Limpieza

Para quienes venden productos alimenticios y tratan con el público, la higiene personal y la limpieza del supermercado son fundamentales para fidelizar a los clientes.


Buenos precios

También es importante tener precios competitivos para permanecer en un mercado cada vez más competitivo. Planifique buenas promociones y manténgase al día con los precios competitivos de venta de ciertos productos básicos, tales como: aceite de soja, pan, leche, carne, papas, cebollas, tomates, azúcar, frijoles y otros productos básicos.


Confianza

El supermercado gana la confianza del consumidor al practicar actitudes que satisfacen sus necesidades.


Organización de estanterías

Un producto bien expuesto vende mucho más, porque además de facilitar la ubicación de los productos, agradan al cliente para la organización.


Variedad con calidad

El cliente acude al supermercado a comprar y si hay una buena variedad de productos de calidad y encuentra la marca del producto deseado, seguramente volverá.


Precios visibles y legibles

Además de cumplir con los requisitos del Código de Defensa y Protección al Consumidor, el consumidor quiere saber cuánto cuesta cada producto, tanto para decidir la compra, como también por el monto total que pagará, según su presupuesto.


Proximidad (cerca de los consumidores)

Cuanto más cerca esté el supermercado de consumo, más cómodo será, evitando el uso de la conducción para hacer las compras, especialmente con las calles llenas de vehículos y con dificultades a la hora de aparcar.


Servicio de entrega

Este servicio de entrega es muy importante y necesario para los consumidores que dependen del transporte. Incluso si cobramos una tarifa de envío razonable, lo recomendamos.


Estacionamiento

El supermercado que dispone de parking para sus clientes tendrá otra gran ventaja, por su facilidad y ser más cómodo para el consumidor.


Aprovecho para recordar que para ser un supermercado moderno y rentable es necesario considerar que el CLIENTE está en primer lugar, el EQUIPO en segundo y el PROVEEDOR en tercer lugar.


La importancia de los perecederos en los supermercados

Encuestas realizadas por CTDE - Centro de Capacitación y Desarrollo Empresarial en puntos de venta en supermercados de barrio y ciudades del interior de Brasil, indican que los productos perecederos tienen una participación del 60% en las ventas totales, en promedio, vendidos en los siguientes sectores: carnicería, panadería / confitería , jamones, productos lácteos y hortícolas.


Concepto

Los perecederos son productos que se comercializan en supermercados que requieren refrigeración a temperaturas adecuadas para su conservación en exhibición en la carnicería, panadería, confitería, jamón, lácteos y productos hortofrutícolas.


La importancia de los perecederos

Los productos perecederos determinan el éxito de un supermercado, marcando la diferencia, ya que tienen calidad, variedad, buena exposición, higiene, limpieza y buen servicio al cliente.


Participación de los productos perecederos en las ventas totales, en promedio.


Carnicería - 20%

Un gran número de consumidores acude cada vez más a los supermercados a comprar carne por el servicio, calidad y variedad y aprovechar para comprar otros productos.


Panadería y Confitería - 12%

Panadería y Confitería representan el 12% de las ventas totales, en promedio, en los pequeños y medianos supermercados. Estos sectores se han vuelto obligatorios en las empresas modernas, atrayendo más clientes y aportando rentabilidad al sector.


Fiambreria - 06%

Todos los empleados de Fiambreria necesitan formación para mejorar el servicio, manipulación y exhibición de los productos Fiambreria, como queso, jamón, salami, taza, pechuga de pavo y otros jamones.

Los productos rebanados no deben ser ni demasiado finos ni demasiado gruesos, evitando incluso el desperdicio al cortarlos.


Lácteos - 12%

La participación de los productos lácteos en los supermercados es del 12% de las ventas totales, en promedio, con perspectivas de crecimiento por ser productos que forman parte de la mesa del consumidor a diario, para el desayuno, el almuerzo, la merienda o la cena.



Frutas y verduras: 10%

Cada vez más crece la venta de frutas y verduras en los pequeños y medianos supermercados, no solo por los beneficios que brindan a la salud de sus clientes, sino también como un gran atractivo, marcando la diferencia.



Texto de Clóvis Polese.